Javier Hernández, joya del béisbol Se llevó el trofeo al Novato del Año 2019 en LBJ

Culiacán, Sinaloa | El año pasado Javier Hernández (Tec de Monterrey) irrumpió en la Liga JAPAC de una forma tan fuerte y efectiva, que terminó por embolsarse el trofeo al Novato del Año merced a una mezcla de habilidad con picardía muy particular.

Y, hasta antes de la suspensión, el producto de la Liga Humaya simplemente confirmaba su talento pues lideraba el departamento del robo de bases, con 5.

Además, es el segundo mejor bateador de su equipo con .462

¿A qué le atribuyes tu éxito de la temporada pasada y lo bien que vas hasta el momento de la suspensión?

“A la preparación que llevo día con día; muchas veces fuerte, otras veces ligero, pero la clave fue no dejar de prepararme diario. De igual manera el apoyo de mis papás y de mi propio equipo para motivarme y seguir adelante aunque a veces no se tengan juegos buenos, pero lo importante era que no me dejaban caer.

Una vez sobre las bases, ¿cuál es tu principal habilidad? ¿Tienes siempre luz verde?

“Saber tomar el tiempo a los pitcher,  ya depende las situaciones de cada juego si me dan luz verde para correr o no”

¿Ganar el título de robos es uno de tus objetivos?

“La temporada pasada mi objetivo era el robo de bases y no se dio, se me dio la oportunidad de meterme en la pelea de bateo y pues busqué el de bateo. En ésta, mi objetivo era buscarlo de nueva cuenta pero lo que es la situación del béisbol, se me está dando lo de robos y ahora me enfocaré en eso”.

¿Qué sientes que debes perfeccionar?

“Por mejorar me falta mucho en todos los sentidos, tanto en fildeo como en bateo y robos, pero en base a eso, tomo consejos de todas las personas que buscan ayudarme, que sé que quieren hacerme un bien dándome sus consejos”.