La hazaña de los triples en la Liga Japac Hubo sólo dos en la temporada 2020

Culiacán, Sinaloa | Dicen los que saben que más allá del cuadrangular que es el más “mediático”, en realidad el batazo más difícil de conectar es el triple.

Y puede que tengan razón porque, para conseguir uno, debe combinarse una colocación del batazo muy específica y velocidad de las piernas del bateador-corredor.

Por ello, al checar las estadísticas de las cuatro jornadas que pudieron desarrollarse en la campaña “veinte veinte” de la Liga JAPAC, encontramos sólo un par entre los 275 imparables que se conectaron.

Sí, solo 2. Uno fue obra de Javier Hernández, de los Borregos del Tec de Monterrey, y el otro del siempre veloz Arturo Núñez, del SNTE 27.

A ese ritmo, es complicado imaginar más allá de cinco en una campaña completa.