Adrenalina

Tomateros y Naranjeros pegaron primero Arrancan las semifinales del béisbol en la MexPac

Ariel Meraz | Once Ríos Mx

Culiacán, Sinaloa | Fue la antesala de lo que podría ser el duelo final en la Liga Mexicana del Pacífico: Naranjeros Vs. Tomateros.

En dos estadios de Sonora se vivió una intensa noche beisbolera con el primer juego de la serie semifinal donde cuatro equipos aprietan el paso para ganarse el boleto a la Serie del Caribe que se realizará en el puerto de Mazatlán.

Sultanes, por Nuevo León, Tomateros, por Sinaloa, Naranjeros y Yaquis, por Sonora, disputan el campeonato que los acreditará para representar a México en febrero próximo.

Así transcurrió la jornada:

  • LOS DESARMÓ EL PITCHEO

En Hermosillo, los Sultanes de Monterrey se metieron al estadio Sonora y no pudieron con el pitcheo de Juan Pablo Oramas, quien ponchó a ocho bateadores, negoció un pase por bolas, trabajó siete entradas y recibió cuatro hits.

A la hazaña del lanzador se sumó el “Big-Leaguer” Isaac Paredes conectando un jonrón por el jardín izquierdo, con un hombre en la intermedia, anotando así dos para la pizarra de los sonorenses.

Y como el beisbol se gana con carreras, al final, el marcador favoreció dos a cero a los Naranjeros.

 

  • DUELO DE VOLTERETAS

Mientras tanto, en Ciudad Obregón, los Tomateros abrieron el marcador desde la primera entrada. Joey Meneses empujó el partido al conectar un sencillo que se iría por tercera.

Pero en la primera baja vino la de los Yaquis. Se fueron al frente tras un tablazo de Dariel Álvarez, quien mandó a dos compañeros al plato.

En la segunda entrada, el jardinero central de Tomateros de Culiacán conectó un triplete que le dio pasaporte para carrera al catcher Alexis Wilson. Así vino el empate a dos anotaciones.

Los Yaquis respondieron con otras tres carreras en el cierre de la segunda y se volvieron a ir al frente con marcador de cinco a dos.

Llegó la cuarta entrada y Jesse Castillo, el refuerzo de lujo de Tomateros, empujaría dos carreras al mandar a Navarro y a Wing al plato tras un doblete productor. Luego se llenaron las bases y con una carrera de caballito, Tomateros empataron la pizarra a cinco carreras.

Volvió a responder el equipo de los Yaquis al anotar otras dos carreras en el cierre de la cuarta, pero en la quinta, los “guindas” anotaron una carrera más con un elevado de sacrificio y Jesse Castillo pegó jonrón con hombre corriendo en la intermedia para poner el marcador ocho carreras a siete.

En la séptima entrada, Sebastián Elizalde conectó un jonrón solitario y volvió a remolcar en la novena para dar a los Tomateros el triunfo de 10 carreras a siete sobre Yaquis.

Comparte: