Acabó el libre comercio del tomate a EU Empresarios pagarían 17.5% de impuesto para exportar su oro rojo

Culiacán, Sinaloa | El acuerdo tomado en 1996 para que México exportara su tomate sin pagar un centavo de arancel terminó hoy martes 7 de mayo de 2019.

Al menos 130 grandes exportadores del llamado oro rojo están en la zozobra por la decisión de Estados Unidos.

Y es que el Departamento de Comercio del vecino país del norte aplicará un impuesto del 17.5 por ciento al tomate mexicano como cuota compensatoria para minimizar los envíos del producto y hacer la llamada investigación antidumping para determinar si la exportación mexicana daña el mercado estadunidense. La suspensión de esa investigación se mantuvo por 23 años, pero se volvió a abrir desde hoy y hasta el 19 de septiembre, teniendo un plazo hasta el uno de noviembre para determinar si México se mantiene o no libre de aranceles. 

El tema ha puesto de cabeza a los horticultores, sobre todo a los de Sinaloa, de donde se exporta la mayor cantidad de tomate rojo a Estados Unidos.

La medida indignó al gobierno mexicano:

Se sabe que solo después de la cerveza y el aguacate, el tomate mexicano es lo más vendido en EEUU. Uno de cada dos tomates que consumen los norteamericanos es enviado de México.

  • La imposición de arancel provocaría una caída del 30 por ciento en la exportación y pone en riesgo 400 mil empleos en el campo y la industria del tomate, así lo alertó Enrique Rodarte, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán.

Incluso, advirtió que muchos empresarios tendrían que dejar de sembrar tomates.

Por su parte, Mario Haroldo Robles, presidente de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas, enunció que, más allá de nuestras fronteras, los grandes perdedores serán los consumidores gringos, quienes habrán de pagar el costo del arancel al tomate mexicano. También coincidió en ello el horticultor Diego Ley, propietario de la empresa Del Campo.

Según economistas mexicanos, los consumidores de tomate en Estados Unidos tendrán que pagar entre 38 y 70 por ciento más por la compra.

Se estima que los exportadores de tomate a EEUU pagarán 350 millones de dólares al año, mismo costo que será directamente aumentado a los consumidores.

Ley lamentó que, por asuntos políticos, el proceso de negociación con Estados Unidos para mantener la suspensión de aranceles se contaminó y vino esta afectación.

A su vez, el empresario Sergio Esquer dijo que con el convenio existente hasta el seis de mayo había un tope mínimo de venta a Estados Unidos cuando se registraba sobreproducción. El acuerdo, sostuvo, funcionaba muy bien para las industrias, pero hoy es historia. 

Para saber

Años atrás, el gobierno de Estados Unidos ha impuesto aranceles a otros productos mexicanos de gran aceptación entre sus consumidores. Caso claro, las naranjas y el atún. Hoy pasó con el tomate.